sábado, 29 de mayo de 2010

CORRECCIÓN: ¡ERROR DE PENSAMIENTO O DE SUPOSICIÓN!...

Tengo la obligación de hacer una corrección…en uno de los posts dije que “La Momia de Leningrado” que estaba comenzando a leer parecía una historia aburrida, pero no fue así, me encantó, me pareció tan interesante que no dormí durante el VIAJE para saber qué pasaría con los jóvenes y toda la historia.
Como el nombre del libro indica, la historia trata sobre momias. Sí, como las egipcias, solo que éstas eran españolas y además eran expuestas en un museo de arte egipcio de Leningrado. Mejor no cuento más, para no arruinar el interés de alguien que tenga pensado leerla.
Cuando terminé de leer “La Momia de Leningrado”, busqué más obras de literatura juvenil que me entretuvieran en el camino y para mi mala o buena suerte…con ayuda de mi sister buscamos algunos que ella conocía y que suponía me mantendrían despierta, pero al buscarlos en el catálogo de la biblioteca no los encontramos disponibles, así que decidí leer algunos que llamaban la atención hacía tiempo: De psicología…Tal como decía el libro, encontré algunas coincidencias conmigo y con personas que conozco. =S =D
Leer algo de psicología me parece necesario y muy importante, no solo para los que deseen estudiar psicología, sino para todos nosotros…así que a leer más …

sábado, 15 de mayo de 2010

Buen día:
El videito que pondré a continuación, mé está dando vueltas en la cabeza desde que la colgué en internet(youtube)...
Todos sabemos, o alguna vez hemos visto, a un gato huyendo aterrorizado y desesperado; generalmente la causa es un perro que lo persigue o simplemente le está ladrando.Esta situación la hemos visto tanto en la vida real como en las películas y dibujos animados.
Hace poco, fui de visita a una casa donde la dueña tiene dos perros y un gato (el juguet de los perros); ellos siempre capturan al gato y lo molestan y molestan, pero un dia no sé qué ocurrió...
Como de costumbre uno de los perros se acercó al gato con la intención de siempr cuando de pronto......(veánlo con sus propios ojos)...

video

¿Qué haces para utilizar el tiempo que te toma trasladarte de un lugar a otro en transporte público?

sábado, 8 de mayo de 2010

Yo creo que lo más molesto-y uno de los problemas en la administración del tiempo - en un día cualquiera es la parte en la que sales de casa con un destino fijo lejano y con un camino por recorrer también lejano.

Esto de por sí ya es tedioso, pero lo peor viene cuando ya estás en el bus; si vas parado(a) lo malo es que la gente te empuja, y la estresante frase del cobrador: “avancen, al fondo hay sitio”; esta frase me molesta, además no hay ni oxigeno al fondo. Si vas sentado todo es un poco más aceptable, pero si el recorrido es largo, largo, entonces el peligro está en que si te duermes(profundamente) te pasas – a mi por fortuna y gracia no me ha ocurrido este problema, pero conozco a otros que sí y no solo que se pasan, sino que hasta pueden perder pertenecías.
De no ser por lo peligroso de la ciudad, habría miles de cosas que hacer, como ir escuchando música con los audífonos (aunque muchos lo hacen) o usando algún aparato tecnológico que haga de nuestro viaje algo placentero o al menos algo menos tedioso y preocupante. Pero es en estos casos en que uno encuentra cualquier modo para lograr llegar al destino deseado y además no dormir a profundidad. Les contaré algunas experiencias mías en esto. Las primeras veces que tuve que viajar en el caótico transporte público POR UN LARGO TRAYECTO; primero iba mirando lo que sea con tal de no dormirme, pero pasaban los días y ya me aburría ver las mismas calles, así que me dormía tratando de despertar antes de llegar al paradero en el que debía bajarme, pero esta espera era peor que no dormir, pues no tenía tranquilidad: me despertaba cada 3 a 5 cuadras…Era y es ESTRESANTE(aunque muchos crean que esta palabra es un invento de los psicólogos y que no es real).
Hace poco intente algo, que por cierto funcionó. Fui LEYENDO-aunque muchas(os) se espanten con la frase, leía una revista de música que me mantuvo despierta todo el viaje. Lo malo fue que la revista no dura para siempre y volví a mi rutinario viaje: dormir y despertar cada minuto.
El otro día recordé que mi prima me prestó un libro, diciéndome que era gracioso y que lo leyera; yo aun no lo había hecho porque con la universidad y los “viajecitos”, se me hacia un mundo. Buscando un amigo para el viaje, llevé al libro y comencé a leerlo, realmente me divirtió, quizá hasta el extremo de que me reía A SOLAS en el bus y muchos habrán dicho o pensado: esta está… (haciendo girar en círculos continuos su dedo índice). Lo que leí fue: “Historia sobre un corazón roto…. y tal vez un par de colmillos” de M.B. Brozon.
Es literatura juvenil, me parecieron muy graciosas las ocurrencias y lo que decía el protagonista (Sebastián) y mas aun debido a que cuando leo, suelo imaginar lo que esta ocurriendo y creo así una especie de película mental y eso me causó risa, el doble de risa, porque no solo leía la escena, sino que la veía.
Pero esta distracción también terminó, al igual que la revista, entonces cogí otro libro (también de literatura juvenil) “La momia de Leningrado” de F.Lalana y J.M.Almárcegui; pero de por sí, su mismo nombre (el de la obra) no me atrae mucho y no reí durante el viaje, lo que si encontré fue un sueño más incontrolable que el que tengo si no hago nada. Quizá esto se deba a estoy con gripe, pero de todos modos volveré a intentar esto de la lectura y les cuento.

Hasta otra ocasión.

MAYGUEBE

lunes, 3 de mayo de 2010

Primeramente voy a explicarles el porqué del nombre de este blog. Para ser sincera, no tengo definido qué será lo que escriba en este blog, así que escribiré lo que se me vaya ocurriendo y qué mejor nombre que el mío para describir lo que haré. Siempre que necesité una palabra que resumiera lo que soy(algo asi como un seudónimo), he pensado durante horas y quizá hasta días, pero no encontraba el adecuado, uno con el que me identifique; recuerdo que una vez llegué a utilizar algo como “star girl”, que ahora me parece un tanto ridículo. Pienso que lo único que nos puede representar completamente es nuestro nombre.